7 claves para evitar que nuestra identidad sea usurpada en los correos electrónicos.

¿Puede alguien hacerse pasar por usted en Internet? 

La realidad es que hay muchos métodos que un atacante podría utilizar para hacer esto. Podrían recoger información personal de los usuarios y utilizarla para crear un perfil en nuestro nombre, por ejemplo. 

Esto podría afectar a muchos servicios y aplicaciones en la web, así como a las redes sociales como Facebook o Twitter, pero también al correo electrónico. 

En este artículo, te explicaré qué podemos hacer para evitar que nuestra identidad sea usurpada en los correos electrónicos.

Tabla de Contenidos

Como evitar que nuestra identidad sea usurpada en los correos electrónicos.

El robo de identidad a través del correo electrónico, un problema real

Como ya he mencionado, la suplantación de identidad a través del correo electrónico es un problema real y muy presente. Puede poner en grave riesgo nuestra seguridad y privacidad. Supongamos que alguien tiene acceso a nuestra cuenta. 

Esto les permitiría, por ejemplo, utilizar el correo electrónico para recordar las contraseñas de las cuentas de otros sitios en los que estemos dados de alta.

También podrían buscar información personal que tengamos almacenada en el correo. Los posibles archivos adjuntos que recibimos, las copias de nuestros contactos, el envío de correos electrónicos en nuestro nombre para atacar a otros usuarios que creen estar contactando con nosotros, etc.

Todo esto hace que sea fundamental proteger nuestras cuentas, y no cometer errores que puedan exponer información que pueda ser utilizada por terceros para suplantar nuestra identidad. 

Debemos evitar los errores que a veces no los tenemos muy presentes.

No es dificil evitar que nuestra identidad sea usurpada en los correos electrónicos.

Para evitar que nuestra dirección de correo electrónico sea suplantada, es esencial proteger la cuenta. No debemos facilitar el trabajo de los ciberdelincuentes de ninguna manera. 

Pero también hay que tener en cuenta factores externos, como no exponer más información de la realmente necesaria.

Cuidado con la ingeniería social

Esto es, sin duda, muy importante y es una de las causas del robo de identidad por correo electrónico. Los ataques como el phishing intentan robar las contraseñas de los usuarios utilizando un cebo.

Tal vez busquen una forma de introducirnos en el sistema o de ofrecernos información. Todo esto, en teoría, se lo daríamos a un servicio o página web legítimos, pero en realidad acaban en un servidor controlado por los atacantes. 

Hay que tener mucho cuidado con la ingeniería social y los ataques que puede suponer.

Proteja su cuenta adecuadamente

Por supuesto, tenemos que proteger nuestra cuenta de correo electrónico adecuadamente. Esto significa utilizar contraseñas fuertes y complejas. Deben contener letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros símbolos especiales. 

Todas ellas deben ser aleatorias, tener una longitud adecuada y no utilizar nunca la misma contraseña en otros lugares.

Pero también debemos tener en cuenta la importancia de utilizar la autenticación en dos pasos. Esto nos permite añadir una capa extra de seguridad para evitar que los intrusos entren, aunque tengan la contraseña.

Mantener los equipos seguros

Del mismo modo, debemos garantizar la total seguridad de nuestros ordenadores. Para ello, vale la pena utilizar herramientas de seguridad. La introducción de malware puede llevar a la suplantación de nuestra cuenta de correo electrónico. 

Necesitamos un software que nos proteja.

Además, también es aconsejable actualizar adecuadamente los ordenadores. Son muchas las ocasiones en las que aparecen vulnerabilidades que son aprovechadas por los hackers para atacar. Los parches de seguridad nos protegen de este tipo de problemas.

Evitar el uso de redes no seguras

Otra cuestión importante es evitar el uso de redes inalámbricas que no sean seguras. Hablamos de Wi-Fi en un aeropuerto o centro comercial, por ejemplo. No sabemos realmente quién puede estar detrás de esa red. 

No sabemos si pueden acceder a la información personal que introducimos cuando ingresamos nuestro correo electrónico.

Por ello, te recomendamos que evites este tipo de redes y, si es necesario, utilices una VPN para cifrar tu conexión.

Preste atención a los archivos adjuntos que recibe

Los archivos adjuntos son una fuente muy importante de malware. Podemos recibirlos en cualquier correo electrónico, incluso de fuentes aparentemente fiables. Este tipo de archivo malicioso podría infectar nuestro sistema para robar información y datos de nuestro correo electrónico, por ejemplo.

Evite descargar archivos sin asegurarse de que son realmente fiables. De lo contrario, podríamos infiltrar malware en su ordenador.

Asegurate que las direcciones de las páginas son fiables

Otro punto muy importante que hay que tener en cuenta es que hay que mirar bien las direcciones de correo electrónico que recibimos. Es fundamental evitar recibir enlaces fraudulentos, programas maliciosos o que puedan engañarnos de alguna manera.

Una de las estrategias utilizadas por los hackers es intentar hacer creer que la dirección es legítima. A veces, simplemente cambian una letra o un número para confundir a la gente. Pero otras veces, la diferencia es muy grande y también veremos un discurso largo que parece extraño.

No hagas pública la dirección

También debemos evitar hacer pública nuestra dirección de correo electrónico, siempre que sea posible.

 A veces, cuando publicamos en un foro público, por ejemplo, podemos dejar un rastro de nuestra identidad, como nuestra dirección de correo electrónico.

Esto podría dar lugar a que robots u otros usuarios pudieran recoger esta información y utilizarla en nuestra contra. Deberíamos evitarlo.

Evitar que nuestra identidad sea usurpada en los correos electrónicos es un post escrito por José García.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba